Compartir:

Cuando Java llegó a nuestras vidas nunca creí que fuera a requerir ayuda de un etólogo pues dentro de mi terquedad y ñoñés, creía que había leído lo suficiente como para lidiar con mi primer perro y más siendo éste un cachorro. Java llegó de 3 meses y hacía lo que todo buen cachorro: mordía cosas, no tenía control de sus esfínteres, dormía mucho, etc. Tercamente, creía que yo podría lidiar con todo lo anterior, pero no podía haber estado más equivocada y no lo sabía.

java01

Java en su primer día con nosotros

Por azares del destino nos recomendaron Dog Dog Encaminando a Tu Perro, tanto como un lugar de adiestramiento, como guardería/hotel, así que decidimos darle una oportunidad… Total, ¿qué podrían enseñarme que no pudiera saber ya?, pensé.

Todo cambió con la palabrareforzamiento” y de ahí derivaron a “positivo”, “referencial”, etc. Nunca creí que el adiestramiento fuera tan complejo pero sobre todo divertido y dinámico. Fue así como pude darme cuenta que el refránzapatero a tus zapatos” es completamente cierto y me prometí no volver a caer en los mismos errores.

Avanzamos a través del curso el cual se convirtió en un reto, lo que yo creía sencillo se volvió cada vez más difícil porque decidí adoptar a una perrita que si bien es muy inteligente, también es muy terca (karma) y disfruta de la libertad, de hacer lo que ella quiere. Esto me llevó a querer saber más y más sobre su raza, su comportamiento, su adiestramiento y los ejercicios necesarios para poder tener un control sobre Java.

Al finalizar el curso Mi Primer Cachorro, debo decir que quedé muy satisfecho con los resultados, pero es un curso que se tiene que vivir, no se puede contar. La experiencia y los conocimientos que se adquieren durante el curso ayudan bastante a corregir conductas negativas del peludo.

java02

Java en la actualidad

Java, al ser un Husky Siberiano, tiene demasiada energía que necesita ser liberada y lo hace con sus paseos diarios por la mañana y noche. Además, gracias al curso, se corrigieron muchos de sus patrones negativos de conducta, como jalar la correa, querer llevar la velocidad del paseo, morder TODO, correr hacia cualquier dirección, subirse a los muebles y hacer del baño por todos lados. En fin, un curso 100% recomendado y muy completo.

Gracias a los reforzamientos ya mencionados Java es capaz de acatar varios comandos como sentarse, echarse, girar, dar la patita, chocarla (Dar 5) y más recientemente a hacerse la muerta.

Si están planeando adoptar un amigo cachorro de 4 patas y no saben por dónde empezar les sugiero comenzar por considerar a Dog Dog con su curso Mi Primer Cachorro.

 

Compartir: