Compartir:

Una de las primeras preguntas que alguien se hace cuando toma la decisión de usar un bozal es qué tipo de bozal debe usar mi perro. En el este artículo te ayudaremos con algo de información para que puedas tomar una mejor  decisión.

Existe una diversa gama de tipos, marcas, materiales y precios. Lo mejor que puedes hacer es empaparte de información y luego tomar una decisión  basada en el bienestar de tu perro. La marca que recomendamos en Dog Dog es la Baskerville (bozal de canastilla de dicha marca) ya que tiene un material  resistente pero a la vez noble con el perro. Por otro lado el perro puede tomar agua, comer, jugar, correr, jadear.

Bozales de tubo

Material: normalmente son de tela, nylon o cuero.

Uso principal: para ser efectivo contra las mordeduras, este bozal tiene que ir ajustado al hocico del perro. También previene que el perro  abra la boca.

Características: su principal característica es tener la forma de cilindro o tubo  abierto por delante.  Algunos tienen velcro para adaptarse mejor al hocico del perro.

Contras: el perro no puede abrir la boca o jadear. El jadeo es un comportamiento  fundamental para regular la temperatura  corporal. El perro no puede beber agua, no puede recibir  premios en comida. Si el perro intenta  vomitar puede suponer un grave  riesgo para su integridad.

Restricciones: no usar por periodos mayores a 20 min. Nunca  utilizar cuando hace calor o el perro está agitado, estresado o hace ejercicio. Este bozal está prohibido en algunos países, como España desde 2014.

Cuándo usarlo: solo sirve como una medida de seguridad  puntual. No lo recomendamos, pero si es tu única  opción, sólo úsalo para una consulta  veterinaria, por ejemplo, y siempre  bajo tu supervisión. Este bozal  NO  sirve para hacer trabajos de modificación de conducta.

Bozales de canastilla

Material: normalmente son de plástico, silicón, metal o cuero.

Uso principal: evitar que los perros muerdan o levanten  cosas del piso.

Características: tienen la característica de tapar por completo el hocico del perro, incluso por delante: impiden así que el perro  muerda pero permiten que abra la boca, jadee, beba, coma premios o comida.

Contras: Los metálicos suelen ser pesados, los de cuero suelen pudrirse o apestarse por la salivación del perro. A veces no embonan de forma perfecta al hocico del perro por lo que hay que ponerles un pequeño  parche para evitar que a tu perro le irrite su piel.

Restricciones: lavar seguido para evitar que huela  feo. Validar que el tamaño se ajuste al hocico del perro para evitar que lo lastime o se le caiga.

Cuándo usarlo: los bozales de canastilla son más cómodos y seguros que los bozales de tela y a diferencia de los tubulares se pueden utilizar durante períodos de tiempo más prolongados porque el perro  puede jadear.

El collar de cabeza (Gentle Leader) no es un bozal

El collar de cabeza o más conocido como Gengle  Leader (por su marca más popular), suele confundirse con un bozal. Este collar es una herramienta que ayuda a enseñar al perro a no tirar de la correa y se caracteriza por tener un asa de nailon que pasa alrededor del cuello del perro y otra que pasa alrededor de su hocico y que lleva el enganche de la correa. Puedes usar esta herramienta para contra condicionar a tu perro y evitar que te jale, pero NO es para entrenarlo, no corregirá su conducta y menos aún evitarás que muerda.

¿Y para los perros chatos o de hocico corto?

Para perros braquicéfalos  existen bozales especiales adaptados a la forma de su hocico. Por lo general estos perros tiran mordidas, pero casi nunca logran conectarlas. Es difícil para ellos morder por la forma de su hocico, así que lo más conveniente y por su bien, es que corras a entrenarlo o rehabilitarlo para evitar tener que usar un bozal y hacerle su respiración más complicada. Aunque si tu perro ya muerde, será necesario que al menos por algunos momentos o periodos lo use.

Te invitamos a revisar las siguientes infografías para conocer más sobre los tipos. Si quieres saber Qué es el bozal y más sobre cómo elegir el ideal para tu perro te invitamos a leer este artículo. Y si quieres enseñarle a tu perro a usar el bozal de una forma óptima de invitamos a seguir leyendo nuestros artículos  este mes.

Por Lina Palafox

Coach canino, experta en comportamiento, educación, adiestramiento y cuidado de perros. Directora y Co Founder de Dog Dog Encaminando a tu Perro, rehabilitador de conductas caninas, dogtrainner, terapeuta canino. Escritora, blogger y licenciada en Filosofía y Ciencias Sociales del ITESO.

Compartir: