Compartir:

En algunas ocasiones encuentro mi mirada con alguno de los perros de mi manada o mis alumnos perrunos, al hacerlo siento que me encantaría estar en su posición, estar en sus patas, vivir a su modo.

Para mi #SerPerro es estar conectada con la tierra. Así, convivir con perros las 24 hrs del día me ha permitido crecer a nivel espiritual, ser más paciente, dar una sonrisa, la mano (pata), o acompañar a alguien sin esperar nada a cambio. Ser fiel a mis instintos, perseguir lo que deseo, disfrutar la naturaleza, a mi manada.

#SerPerro es la utopía de un humano que aspira a vivir la vida de manera más simple y con cierto cinismo, pues a los perros les dan igual los modales y los materialismos, ellos disfrutan cuando se puede y sobreviven cuando deben.

Para mí, un perro es más que un amigo, un perro es así: un perro. Ese ser que vino al mundo sin un por qué, así como nosotros, pero que al encontrarnos perros y humanos hicimos clic, para aprender el uno del otro a domesticar nuestros corazones, dar para el otro y aprender a ser fieles el uno para el otro.

Porque Ser para un perro y vivir con un perro implica una gran responsabilidad, la de cuidarse mutuamente y formar una manada en serio.

¿Y para ti qué es #SerPerro? ¿Qué te ha dejado vivir con un perro?

Compartir: