Compartir:

Compré mi primer auto cuando tenía tan sólo 18 años tras pasar un verano entero horneando galletas de avena y saliendo a diario a venderlas hasta juntar la cantidad requerida para adquirir el vehículo. En ese pequeño auto cumplí mis primeros sueños de independencia saliendo esporádicamente de la ciudad y lo que muchos llamarían una auténtica carcacha me transportó durante la época universitaria cuando había que trabajar y estudiar, cargar un montón de libros y materiales y hasta guió mis pasos a las primeras entrevistas de trabajo tras la graduación. En él lloré y reí con mis mejores amigos, se revelaron grandes secretos y hasta fue mi chaperón en varias de las primeras citas con la persona con la que más adelante compartiría mi vida.

Eventualmente, cuando decidí que era tiempo de rentar un apartamento propio y ya me sentía con el valor de alimentar a alguien más que no fuera sólo yo, llegó a mi vida el mejor regalo de todos, dos peluditos adoptados que a pesar de su pequeño tamaño implicaron una gran responsabilidad. Pronto, las aventuras empezaron a ser compartidas, mi rutina se modificó y los asientos que un día llevaron a mis amigos a una fiesta, se convirtieron en los lugares de mis mejores amigos peludos.

Aprendí de la peor manera que es recomendable usar un cubre asientos para evitar el exceso de pelo y tras mucho gritar “¡para atrás!”, comprendí que un cinturón de seguridad canino puede hacer una enorme diferencia en tu vida y en la seguridad de tu manada.

Hoy, tras varios años de viajar juntos y ya con mi pareja como copiloto, sentí que era momento de retirar al viejo carrito que me regaló tantas buenas experiencias, por algo que también se adapte a mi forma de vida actual. Y sí, muchos dirían que considerar tanto a mis perros en mi vida cotidiana es una total locura, pero cuando me di cuenta que una marca de autos compartía esa locura y la traducía en practicidad y seguridad en un coche para perros, no lo pude creer.

Así que esa marca Nissan y su nueva X-Trail 4 Dogs resultó ser la cosa más increíble, pues cuenta con un espacio en la parte trasera exclusiva para perros, un lugar en donde ellos están cómodos y seguros con clips estratégicamente colocados para un harnés, además de tener un plato para agua con sistema antiderrames,un plato con dispensador de comida, una rampa para facilitar el acceso de los cánidos y por si fuera poco, una manguera especial para baño y sistema interior de secado para que los peluditos se mantengan secos y calientes dentro del vehículo.

Y como si a los perros no les bastara ser todos unos trotamundos en este coche para perros, y ahora que la ciencia ha descubierto que los perros también ven televisión, el vehículo cuenta con pantallas en donde tu mejor amigo peludo puede verte a ti y tú puedes ver lo que hace al tiempo en que te preocupas sólo por hacerlos llegar a su destino. Increíble, ¿no?

Sea como sea, tener a nuestra manada con nosotros es y será siempre una de las mejores experiencias de la vida, así que no importa el modelo de auto que tengas, siempre es un privilegio viajar a su lado. Y tú, ¿te animarías a comprar este coche para perros?

¡Conoce la Nissan X-Trail 4Dogs concept!

Compartir: