Compartir:

¿Te vas de vacaciones y vas a dejar a tu perro en un hotel canino? Te compartimos las siguientes recomendaciones para que puedas irte tranquilo. Si las sigues estamos seguros de que ambos podrán disfrutar más de su estancia en un hotel canino: ¡Tú estarás más relajado y él más seguro y feliz!

El primer paso es buscar un hotel canino con el que te sientas cómodo y seguro. Te invitamos a leer el siguiente artículo para poder elegir el tipo de hotel de acuerdo a tu personalidad y la de tu perro .

Después te invitamos a leer algunos aspectos a considerar cuando buscas un hotel para perros, esto te ayudará a estar seguro de que el hotel que eliges cuenta con los 10 puntos claves para garantizar la seguridad y diversión de tu perro.

Una vez que has elegido el hotel canino de tu preferencia, viene la parte más importante: preparar a tu perro social y físicamente para que pueda disfrutar de sus vacaciones y prepararte a ti psicológicamente para que te sientas tranquilo con la separación.
Hemos de confesar que cuando un perro y una persona se separan, quienes más sufren son los humanos, ¿por qué? para un perro estar en un hotel significa un cambio de rutina y de actividades, y aunque esto sí puede afectar su estado físico o anímico, el impacto es muy distinto, ya que el humano extrañará a su perro y la vida que suele llevar con él, emocionalmente sentirá que le hace falta.

Lo anterior pasa porque los humanos tenemos la capacidad de construir emociones e historias mentales que nos hacen sentir nostalgia y melancolía, mientras que los perros viven el momento sin darle tantas vueltas en su cabeza al pasado o al futuro.

Por esto te damos las siguientes recomendaciones para que se preparen tú y tu perro para su separación durante las vacaciones:

¿Qué queremos decir con que prepares a tu perro social y físicamente?

  1. Si no está acostumbrado a socializar llévalo a parques y deja que vea que en el mundo hay otros como él para que no se asuste el día que esté rodeado de ellos.
  2. Sácalo constantemente a la calle, así cuando se exponga a otros ambientes su sistema inmunológico será más fuerte y habrá menos posibilidades de que enferme por el cambio de rutina.
  3. Comienza a variar la rutina de tu perro, así irá diversificando sus costumbres ya sea alimenticias, recreativas, etcétera.
  4. Llévalo a un veterinario y checa que todo esté en orden, si es enfermizo dale vitaminas.
  5. ¡Protégelo! poniéndole todas sus vacunas con anticipación, será más riesgoso si lo haces durante las vacaciones, recuerda que las vacunas disminuyen sus defensas.

¿Listo con tu perro?, ¡ahora es tu turno!

¿Qué queremos decir con que te prepares psicológicamente?

  1. Si no conoces personalmente el hotel canino, visítalo con anticipación y resuelve tus dudas, lo mejor es que el lugar te dé plena confianza de dejar a tu perro.
  2. Reserva con anticipación y no pierdas tu lugar, recuerda que muchas personas quieren hospedar a su perro y los mejores hoteles tienen cupo limitado.
  3. Haz una lista de todo lo que debes echar a la maleta de tu perro, así el hotel tendrá todo lo necesario para cuidarlo.
  4. Antes de la estancia de tu perro en el hotel, llévalo un par de veces a la guardería (diurna) para que veas cómo es el servicio y resuelvas todas tus dudas.
  5. Seguramente tu perro llegará agotado, prepárate para verlo cansado y diferente, no te asustes, disfruta que tendrás un perro chiqueón y tranquilo los siguientes días a su regreso de las vacaciones.
  6. Quizás tu perro pueda enfermarse si no está habituado a que lo dejes en hoteles, esto ocasionado por estrés o por baja de defensas; no te preocupes, mantente en contacto con tu veterinario para que te ayude a prevenir o atender esto.
  7. Es probable al recuperarse del cansancio tu perro te pida ¡más hotel! porque le gustó. Regálale unos días de guardería a la semana para que siga disfrutando de la socialización y actividad física con otros perros.

¿Te fueron de ayuda estos tips? ¡Cuéntanos!

Compartir: