Compartir:

Los perros son más que nuestros compañeros, son nuestros amigos, nuestra familia y por eso siempre queremos que estén bien y tengan todo lo que necesitan. ¿Alguna vez te has preguntado cómo está tu perro cuando lo dejas en Dog Dog? ¿Acaso recibirá el amor y cuidados que le ofreces en casa?

Para darte una mejor idea de qué es lo que sucede tras las puertas de Dog Dog, los miembros de este gran staff te contamos por qué amamos nuestro trabajo y damos por fin respuesta a esas preguntas que sabemos te morías de ganas por hacer.

Para empezar, te platicamos que el staff de DogDog está conformado por paseadores, cuidadores, rehabilitadores, fisioterapeutas, representantes de atención a clientes y entrenadores, todos ellos capacitados para asegurar que tu mejor amigo peludo se la pase lo mejor posible cuando no estás a su lado, al tiempo en que aprende algunos modales y tiene la oportunidad de socializar con otros humanos y perros. Como ya te imaginarás, aunque cada miembro de este equipo tiene una personalidad diferente, cada uno de nosotros compartimos un amor y gusto especial al trabajar con los cánidos.

“Me gusta cuidarlos y darles de comer. Me encanta estar con ellos y ver cómo aprenden cosas, cuando llegan y se emocionan o cuando ven a sus humanos y se emocionan. Me gusta observarlos porque logras ver cómo sienten los animalitos”, dice Fernanda con una sonrisa, quien está orgullosa de cumplir su primer año trabajando en Dog Dog.

Por su parte, Daniel Quevedo, quien es pasador y cuidador de Dog Dog desde hace más de 9 meses, además de usuario de la guardería en donde su compañero peludo Thanel disfruta de nuestros servicios, comenta que “lo que más me gusta de trabajar con perros, es lo cariñosos que pueden llegar a ser y lo expresivos que son”. Al hablar de su mejor amigo perruno, Dany sonríe y confiesa que “puedes llegar a aprender más de ellos que de las personas”.

Para cada uno de los miembros del staff, la paciencia, dedicación y atención en todo momento son elementos clave para cuidar a los canes. Fernanda destaca, “como dice el slogan, hay que ponernos en las patas de los perros, observarlos, ver por qué tienen ciertas actitudes. Hay muchos que tú ves y observas un comportamiento agresivo y te das cuenta que es así de agresivo porque tiene miedo o porque tiene una historia atrás… o te das cuenta que actúan muy contentos porque en sus casas los quieren mucho”.

Sin duda ser parte de un equipo en constante contacto con los cánidos tiene sus retos y recompensas, pero en Dog Dog estamos comprometidos para que el aprendizaje se dé siempre de la manera más adecuada, un ejemplo está en Samuel Gonzáles, quien lleva más de un año trabajando con perros y nos cuenta que cada peludo tiene su carácter, por lo que es muy importante estar al pendiente de ellos y de sus diferentes necesidades, aunque al final del día cada uno de ellos, sin importar lo distintos que sean, son animales muy nobles.

“Ser alegre también importa” agrega el paseador Salvador Espinoza, o “Chava” como también le conocen en Dog Dog, ”porque muchas veces lo que tú sientes, se lo transmites a los perros” Como paseador, Chava nos confiesa su gusto por sacarle sonrisas a las personas, en especial a los niños cuando ven a los peluditos caminando en su paseo…“me gusta alegrarles el día cuando ven a los perros”.

Al final, si algo nos queda claro es que el aprendizaje es un camino de dos vías: los pequeños (a veces no tan pequeños en realidad) peluditos que aprenden lo que tenemos para enseñarles, mejoran su comportamiento y habilidades de socialización y los humanos del staff, que aprendemos del carácter de cada can, disfrutamos sus sencillas alegrías y valoramos la importancia de su nobleza.

Trabajar con perros nos hace felices y por eso disfrutamos cada una de las actividades que realizamos. El reto de ayudar a rehabilitar perros con problemas, de ayudarlos a que sean felices y que puedan tener una vida plena como perros es nuestra principal misión. Claro que en el camino sorteamos cualquier reto para lograr nuestro objetivo y el amor por los perros y las personas sin duda fluye libremente en Dog Dog. Nos gusta chiquearlos, jugar con ellos, pasar aventuras a su lado, pero también sabemos lo importante que es cada persona y cada perro, por lo que como cuidadores buscamos formar buenos lazos entre esta gran red de individuos que hacen este sueño posible, desde la atención con el cliente que se vuelve. Tal vez los perros estén físicamente con nosotros por un breve momento de nuestra vida, pero se quedan para siempre en nuestro corazón.

Así que con esta confesión de nuestro staff, ya te habrás dado cuenta de que en Dog Dog queremos más que el bienestar perruno, es nuestro deseo que lleguen felices a casa con todo el amor que tú les das. Conoce más de nuestros servicios para poder seguir ofreciéndole nuestro trabajo a tu mejor amigo peludo.

staff_dogdog01 staff_dogdog02

staff_dogdog03 staff_dogdog04

 

Compartir: