Compartir:

Ileana y Eduardo se acercaron a nosotros para iniciar un programa de adaptación para la llegada de su nuevo miembro en la familia. Con apenas unos meses de embarazo, tomaron la decisión de modificar la dinámica en casa para obtener mejores resultados de sus perros, así como de incluirlos en todo el proceso de embarazo y nacimiento de su bebé.

Tenían muy claro algo: los perros estarían incluidos y serían parte del crecimiento de su hijo, pero necesitaban que éstos fueran receptivos, obedientes, no se pusieran celosos e hicieran equipo con ellos para llevar una vida en armonía.

Iniciaron su programa a principio de este año, comenzamos con educación y adiestramiento canino avanzado para lograr una obediencia de comandos con y sin correa, así como enseñarlos a andar a su lado con la carreola, respetar los espacios del bebé, entre otros. A su vez trabajamos su gestión emocional y el moldeado de conducta.

En esta ocasión, al término de la segunda etapa de tres, nos propusimos ir a la Vía Recreactiva, aprender a andar con los tres en bicicleta (cabe decir que son un pit bull, y 2 perros medianos), y desayunar en un lugar petfriendly cómodamente.

La sesión inició con las lecciones en bicicleta, Ileana y Eduardo aprendieron los tips principales para andar en bicicleta con sus perros de forma segura, cómo protegerlos de atropellos de autos u otros ciclistas, cómo frenar y enseñarlos a ir a un ritmo adecuado, cómo acomodarlos, entre otros.

Nisha, Potter y Logan respondieron muy bien. Ellos fueron previamente entrenados por nuestro staff para saber andar en bicicleta, reconocer las vueltas, el cuerpo de la bici sin temerle a sus ruidos, tamaño o movimientos, e ir a un ritmo adecuado. Eduardo hizo un excelente trabajo, confió en sus perros y en el adiestramiento canino en bici que dimos previamente a su manada, y se dio a la tarea de pedalear.

Una vez que los perros habían recibido una breve sesión de paseo en bicicleta, caminamos con ellos y con la carriola, los tres iban en junto y tranquilos a pesar del paso de otros perros, ciclistas y patinetas. Inclusive cuando pasaban perros practicamos sentado y quieto para que los perros esperarán sin excitarse a pesar de que otros perros pasaban muy cerca de ellos.

El paseo en bicicleta y caminando con carriola fue un éxito, merecido estaba un desayuno, por lo que visitamos El Vago que es petfriendly. Ingresamos, acomodamos a los perros junto a nosotros, los echamos y permanecieron quietos. Cuando Nisha, la más nerviosa de los tres, ladraba al mesero, estuvimos trabajando su contención para enseñarle a estar tranquila, mientras los otros dos perros esperaban en su posición a pesar de los movimientos de personas o perros, y los deliciosos olores de la comida.

La experiencia fue un éxito. Quedó el compromiso de repetir la dinámica constantemente hasta nuestra siguiente sesión dentro de un mes, practicar, ser constantes y pacientes para que este domingo tan especial no fuera el único.

La familia Esqueda se fue contenta y con una sonrisa en la cara, pues habían logrado su objetivo y se dieron cuenta de los pasos tan importantes que han dado en equipo con su manada. En Dog Dog Encaminando a tu Perro estamos muy orgullosos de ellos, pues ha sido una familia que ha sabido integrar adecuadamente a sus perros a la dinámica familiar pese a los cambios y la llegada de Mateo.

via_recreactiva_adentro

¡Aprovechamos este medio para felicitarlos y decirles que estamos orgullosos de que ellos llevan bien puesta la camiseta de #YoSoyDogDog y de la filosofía Juntos en las patas de tu perro, pues han logrado no solo adiestrar a sus perros, si no hacer un gran equipo!

Si quieres lograr resultados positivos y alcanzar tus metas como la familia Esqueda, te invitamos a ponerte en contacto con nosotros y solicitar una cita con un coach sin costo para conocer las diferentes opciones de programas que tenemos para ti y tu perro de acuerdo a tus objetivos.

Compartir: