Compartir:

Si tomaste la decisión de iniciar un programa de educación, adiestramiento o rehabilitación de conducta canina, te invitamos a conocer sus mitos, realidades e implicaciones, así como los beneficios que obtendrás al involucrarte en este proceso. Verás que tu vida y la de tu perro cambiarán favorablemente al comprometerte enteramente.

Dar el primer paso…

Para iniciar un programa de educación, adiestramiento y/o rehabilitación de conducta canina es importante primero distinguir las diferencias entre cada uno o saber si necesitas un programa que involucre las tres

Te invitamos a leer las diferencias de cada servicio y mejor aún, a que solicites una cita con alguno de nuestros coachs quien te ayudará a saber qué es lo que tú y tu perro necesitan.

¡Arrancamos!

Si ya tienes una idea más clara de lo que necesitas, el siguiente paso es iniciar tu proceso a través de un diagnóstico cognitivo-emocional para conocer los antecedentes de los problemas que presenta tu perro, así como tus expectativas del programa.

Una vez hecho el diagnóstico, te haremos una propuesta de servicios de acuerdo a tus necesidades, problemas, expectativas y presupuesto.

Estas opciones pueden ser desde un curso o taller, paquete de guardería educativa, entrenamiento o asesorías personalizadas.

 Si el resultado de tu diagnóstico arroja que lo mejor para ti sea tomar un programa de asesorías, entonces estarás por comenzar una interesante experiencia.

Mitos y realidades de la rehabilitación de conducta canina

Las siguientes son frases comunes de escuchar respecto a la rehabilitación de perros. Te invitamos a saber cuáles de éstas son falsas y cuáles son una realidad.

  • La rehabilitación no es necesaria si mi perro ya fue entrenado – FALSO
  • Corregir la conducta de un perro puede hacerlo sufrir o estresarlo – FALSO
  • La rehabilitación es muy cara – FALSO
  • Los perros adultos no pueden rehabilitarse – FALSO
  • La agresividad no tiene remedio – FALSO
  • Rehabilitar a un perro toma tiempo – VERDADERO
  • Tienes que esperar a que tu perro tenga seis meses para educarlo – FALSO
  • Es más fácil adoptar adoptar a un cachorro – FALSO
  • Para rehabilitar a un perro hay que dejarlo un tiempo con su entrenador – FALSO
  • Un perro que mordió una vez siempre va a hacerlo – FALSO

Implicaciones

Si estás pensando en comenzar un proceso de rehabilitación de conducta canina con tu perro te felicitamos, pues estás a punto de emprender una aventura interesante en favor de ambos. Sin embargo debes estar muy consciente de que para que haya resultados favorables, este proceso requerirá de tiempo, cambio de hábitos y mucha dedicación.

Los rehabilitadores hacemos un gran trabajo, pero para no volver a caer en los vicios que generaron la mala conducta de tu perro, es importante que tú y tu familia se involucren y comprometan enteramente con este proceso. Así seremos un equipo Familia + Perro + Coach = Éxito.

Ahora bien, durante el proceso habrá buenos y malos momentos, es importante que estés preparado para ello, es por eso que nuestros programas cuentan con algunos beneficios.

Beneficios

  • Las sesiones in situ tienen duran 1 hora completa, sin embargo contarás con la asesoría de tu coach las 24 horas los 7 días de la semana.
  • La comunicación constante con tu coach ayudará a que él prepare la siguiente sesión tomando en cuenta, además del diagnóstico y programa inicial,  tus avances o retos para así ir resolviendo los temas más urgentes.
  • Nuestra metodología te permitirá volverte autosuficiente para que seas capaz de manejar los sucesivos conflictos. La idea es que éstos disminuyan paulatinamente hasta rehabilitar la conducta.
  • Aprende a ser el coach de tu perro. No necesitas recetas mágicas, ni constantes entrenamientos. Si aprendes nuestras pautas tendrás el conocimiento a tu alcance.
  • Ve paso a paso. No te metas en un programa intensivo, la conducta requiere un moldeo progresivo. Nuestros programas permitirán que tú y tu perro se vayan acostumbrando a los nuevos hábitos.
  • Confía en nosotros. Estaremos preparados para los posibles cambios y crisis que surjan durante el programa. La vida cambia y tu perro también, por eso nuestros programas son dinámicos.

Más informes

Si quieres saber más sobre nuestros programas, ponte en contacto con nosotros. O también puedes solicitar una cita con alguno de nuestros coach para recibir asesoría sobre lo que más les conviene a ti y tu perro.

Compartir: