Compartir:

¿Sabías que 9 de cada 10 personas tienen un perro con algún problema de conducta canina? Estereotipias, ansiedad, territorialidad, agresividad, malos hábitos de higiene, destrucción e hiperactividad, son sólo algunos de los diagnósticos más comunes que en DogDog vemos cada día.

¿Cómo se si mi mascota tiene un problema de conducta canina? Si tu perro se persigue la cola, se lastima a sí mismo lamiendo sus patas, muerde paredes, cosas o muebles, orina constantemente, defeca en macetas, se ensucia con heces de otros perros, ladra constantemente, por las noches no duerme, es agresivo contigo o algún otro miembro o perro, gime o se muestra inquieto constantemente, manifiesta una señal de que algo no anda bien en su salud física y/o mental.

¿Tiene solución? Afortunadamente muchos de los problemas antes mencionados sí la tienen. Algunas ocasiones esto son sólo manifestaciones de algo más profundo, es por ello que a través de un diagnóstico hay que analizar lo que origina que tu perro se muerda la cola o sea agresivo con su entorno, por ejemplo.

¿Cómo lo arreglo? Algunas maneras para empezar son: cambia tus hábitos, ofrece más espacios de juego, socialización y desgaste de energía a tu perro, inscribe a tu perro a un programa de entrenamiento canino, pasa más tiempo de calidad con tu perro, investiga sobre las necesidades básicas de su raza o combinaciones (si es mezcla).

Si lo anterior no te ha funcionado, entonces la mejor opción es que acudas con un profesional. En DogDog contamos con un equipo de entrenadores y rehabilitadores de conducta canina que a través de un proceso de un diagnóstico y un proceso de rehabilitación, nosotros, tú, los involucrados o miembros de la familia que viven con tu perro, y tu perro, trabajamos en equipo para guiarte con asesorías, técnicas y ejercicios que te permitirán encaminar a tu perro a una mejor conducta y una vida más estable.

Si deseas más información comunícate con nosotros para asesorarte a [email protected]

Compartir: