Compartir:

¿Te has preguntado cuánto tiempo  dedicas durante el día a tu perro? Te invitamos a reflexionarlo y te compartimos cómo establecer una rutina de paseo para que y tu mejor amigo peludo  no se pierdan de esta magnífica actividad.

A continuación te explicamos cómo elaborar una rutina de paseos para así satisfacer las necesidades de tu perro y mejorar la relación a través de ésta.

Si eres una persona que argumenta  no poder pasear a su perro porque cuenta con poco tiempo, haremos el siguiente ejercicio: considerando que el día tiene 24hrs, de las cuales al menos un promedio de 7hrs son para dormir y 10hrs para trabajar. Con ello a tu día le quedan 7hrs únicamente para hacer cualquier otra actividad que no sea alguna de las anteriormente mencionadas. Suponiendo que de esas 7hrs, 3hrs se te van en tiempos  muertos (trasladarte, esperar en alguna fila, el baño o cualquier otra actividad ordinaria o momento de ocio), sólo quedan 4hrs para relajarte, hacer algún otro deber o qué tal: pasar tiempo con tu perro.

De esas 4hrs (o quizás menos horas) es de donde nosotros queremos proponerte lo siguiente:

A tu perro le encanta  pasear, y no solo le encanta, lo necesita. Es parte de su naturaleza  gregaria hacerlo. ¿Sabías que a través de las largas  caminatas en manadas los lobos  definían su jerarquía, sus roles, e inclusive se integraban  fortaleciendo sus vínculos? Algo similar  ocurre con tu perro y contigo. Cada paseo es una oportunidad para establecer un vínculo y definir la organización de la manada.

Asimismo, el paseo  ofrece a tu perro  mejorar y estabilizar su salud y condición física, relajarse, socializar y conocer otros contextos a través de sus sentidos (principalmente olfato y vista) y la convivencia.

No es necesario que pasees  a tu perro durante largas  caminatas, es un mito que los perros pueden tolerar  no pasear durante varios días y luego tener un paseo  largo para “cansarse”, como también es un mito que los perros se cansan solo por el hecho de salir a pasear. Esto no garantiza definitivamente el buen comportamiento de tu perro.

Tu perro necesita 3 tipos de paseos principalmente, además de otras actividades que le ayudarán a satisfacer sus necesidades  naturales (juegos, ejercicios  cognitivos o desgaste  mental, socialización, entre otros). Estos tres paseos no suman más de 1 hora y media, es decir máximo una tercera parte de las 4 hrs de tiempo  libre que tendrías si fueses una persona con agenda  apretada:

Paseo sanitario

Por lo general toma de 5-15 min máximo, es esencial para que tu perro aprenda a hacer del baño  fuera de casa y haga sus necesidades en un horario  establecido. Se recomienda hacerlo 3 veces al día, con ello evitarás que tu perro defeque u orine  dentro de tu casa. Él preferirá definitivamente orinar en el exterior que en su propia casa. De no ser así consúltanos porque esto podría representar un problemita  psicológico a resolverse con un rehabilitador  canino. Recuerda portar en todo momento tus bolsitas para recoger heces.

Paseo recreativo

Es el paseo más popular que la mayoría de nosotros  damos a nuestro perro al llevarlo al parque o cerca de nuestra zona residencial. Es indispensable ya que a través de éste nuestro perro se relaja, juega y convive con otros perros y humanos. Ayuda a su socialización y no requiere más de 60 min. Hay perros que con 20  minutos tienen. Todo depende de sus características  morfológicas. Te recomendamos dar este paseo al regresar de tu trabajo, se relajarán  y tu  perro definitivamente.

Paseo de trabajo

Es el paseo que muchos soñamos pero muy pocos practican. La actividad es con nuestro perro  caminando a nuestro lado, sin jaloneos, sin distracciones, rápido y con un destino  preciso, por ejemplo cuando vamos al banco, a una cita a algún café o algún otro lugar donde no es propiamente para perros pero sí petfriendly. Aquí necesitamos que nuestro perro sea obediente, atento y respetuoso. Para ello necesitamos entrenarlo y trabajar constantemente los otros 2 paseos para que este paseo sea más eficiente y alcanzable. No requiere más de 15 min de dedicación  diaria, pero requiere de la asesoría de un experto para que tu técnica sea la adecuada.

Si deseas aprender a pasear a tu perro de esta forma y aprender a cómo incorporar dichos paseos a tu rutina  diaria contáctanos ahora.

Compartir: