Compartir:

El invierno y las bajas temperaturas, provocan utilizar ropa adecuada para la temporada pero, ¿qué pasa en el caso de los perros? ¿necesitan utilizar suéteres o protección contra el clima?

Actualmente, la gran oferta que existe en cuanto a la moda  canina hace pensar que los animales lo necesitan, cuando en realidad no es así, al menos no del todo.

Existen diferentes razas que se adaptan a diversas circunstancias y hay algunas que pueden vivir perfectamente en climas  fríos y no tienen ningún problema, pero en general los perritos pueden estar  sin ningún suéter o bufanda, o sin botas, porque están cubiertos de pelo que los protege.

Todos los perros tienen un cambio de pelo dependiendo de la temporada; cuando pasamos al invierno  cambian por un pelaje más espeso para protegerlos del frío, por ello no es necesario que se les tape. Con el paso del tiempo y la domesticación, ellos se han adaptado a los cambios de temperatura y comienzan a sentir nuestros mismos síntomas, como tiritar. Ellos han adoptado esas conductas.

Los perros hoy en día están más adaptados a vivir en casa que a la intemperie, por ello su organismo se vuelve más sensible y hay que protegerlos. Como cuando se bañan, hay que taparlos y secarlos para evitarles  enfermedades.

Los perros nacen con una capa de pelo que los protege del frío, pero algunos perros tienen capas más ligeras de pelo que otros y algunos no son genéticamente  adecuados para los entornos en los que se encuentran. Por lo tanto, es posible que nuestro perrito  sienta  frío y se sienta incómodo con temperaturas frías.

Un suéter o chamarra puede ser útil durante las estaciones frías, especialmente para perros acostumbrados a hacer sus necesidades  fuera de la casa.

Qué tan calientito se mantiene nuestro perrito con su pelaje  depende de su raza, tamaño e incluso edad. Las razas más pequeñas, toy y las razas que naturalmente tienen pelajes muy cortos o delgados pueden beneficiarse de suéteres para perro para estar dentro o fuera de la casa. Un suéter  puede marcar una diferencia  significativa en la sensación de bienestar de tu perro.

Por supuesto, el pelo corto y delgado no es lo único que debemos de considerar para ponerle suéter a nuestro perrito.Si tiene un corte de pelo en donde tiene partes al ras, como los cortes en Schnauzers, French Poodles, Cockers, etc. Los perros más viejitos con sistemas inmunológicos más débiles y perros con enfermedades que alteran el crecimiento del pelo suelen necesitar una fuente adicional de calor, esto puede proporcionarse fácilmente con un suéter, capa o chaleco, incluso en el interior.

Es sabido por todos que los perros están equipados con un sistema de capas de piel, pero algunos perros poseen  capas de piel más delgadas que otros y algunos más no están genéticamente adaptados a temperaturas  menores al promedio.

Por tanto, puede que nuestro perro se sienta incómodo con las temperaturas de invierno, justo tan incómodo como te sentirías tú si estuvieras sin ropa en el frío.

Por el contrario, los perros con capas de pelo  denso  no tienen necesidad adicional de calor, ponerles  demasiada  ropa puede ocasionar incluso sobrecalentamiento. SI vives en un lugar con clima  tropical o caluroso, tu perro  no necesitará que lo arropes. Sobre todo si tienes perros de raza como el Pastor  Belga, Airedale Terrier, Antiguo Pastor Inglés.

Si vives en lugar con clima extremadamente frío, hay perros cuyo pelaje está genéticamente  diseñado para este tipo de temperaturas, como Siberian Husky, Malamute y San  Bernardo entre otros, son excelentes ejemplos; mientras que razas como Chihuahua, Greyhound, varios tipos de terrier y pinscher son algunos ejemplos de perros que sí necesitarían calor adicional.

Como verán, todo está en torno al tipo de pelaje de tu perro y al entorno en el que vivan. Estos y otros cuidados los encuentras en Dog Dog Encaminando a tu Perro, donde individualmente vemos las necesidades de cada uno de nuestros alumnos.

Compartir: