Compartir:

Seguimos con la secuencia de tips para acompañarte con el objetivo Mi perro, mi propósito 2015. Si te perdiste el primer capítulo “La Wishlist” da clic aquí para que puedas leernos y ponerte al corriente.

En esta ocasión vamos a dar el segundo paso: EMPEZAR. Puedes tener la mejor y más reflexionada lista de deseos y/o objetivos para lograr con tu perro, sin embargo tenemos que dar el primer paso para que esto sea realidad, pero ¿por dónde empezamos?

Te tenemos una gran noticia, para empezar vamos ir de menos a menos y, luego que hagamos de esto un hábito, haremos intervalos, ¿qué significa esto? Haremos como alguien que entrena algún deporte por primera vez, empezar con pasos sencillos para no tronarnos, y una vez que entremos en calor y aprendamos a ser constantes haremos los intervalos.

Los intervalos ayudarán a que nuestro perro no se vuelva codependiente a las actividades y que tampoco haga la tan famosa trampa, es decir que ya sepa qué es lo que sigue y entonces haga las cosas de manera mecánica. Haremos a tu perro pensar y a ti que te vuelvas el mejor coach!

El primer paso para empezar es encontrar dentro de tu lista el objetivo que consideres más sencillo de cumplir. Por ejemplo empezaremos con el objetivo “mi perro no se vuelva loco al salir a pasear” y dejaremos para después “que mi perro aprenda a esperarme fuera de las tiendas”. Así estaremos cumpliendo la metodología de ir de menos a más.

Para empezar con este objetivo “que mi perro no se vuelva loco al salir” debes pensar cómo te gustaría que fuesen las cosas. Por ejemplo, que esté tranquilo, que se deje poner la correa, y que se siente para esperarme a tomar las llaves. Piensa en positivo, pues así es como comenzaremos la educación de tu perro, resaltando las cosas positivas, no las negativas. Deja atrás todo lo que no te gusta de él y comienza por enseñarle lo que sí quieres de él.

Y bueno, pues a comenzar! te dejamos este gran tip que puede ayudarte para enseñarte a tu perro casi cualquier cosa, basta que tengas paciencia y lo practiques constantemente, o si deseas asesoría personalizada te pongas en contacto con nosotros para información de nuestros programas de adiestramiento y educación aquí o llámanos al 3334.3429.

TIP MAESTRO: en un ambiente tranquilo, comienza su educación utilizando su comida como premios o incentivos apetitosos, evita darle la comida de su plato y entonces lleva el alimento a tu mano. Dáselo poco a poco hasta llevar a tu perro a la posición que deseas, por ejemplo sentarlo o pedir su atención para ponerle la correa y evitar que se brinque. No premies lo que no hace bien, tampoco lo regañes, apenas está aprendiendo, pero sólo premia cuando tu perro haga bien las cosas para así enseñarle la diferencia entre algo bien y mal hecho.

Esperamos te sirva este primer paso, si quieres platicarnos cómo te fue déjanos tu comentario.

Compartir: