Compartir:

En este meloso febrero no todo es el amor romántico de pareja o las entrañables experiencias con amigos, al menos no para quienes compartimos la vida con un perro. A la hora de demostrarle amor a tu perro es importante que tomes en cuenta su naturaleza, perronalidad y lenguaje canino, que recuerda, es diferente al que utilizamos los humanos y es probable que algunas cosas que a nosotros nos resultan agradables para ellos no lo sean tanto, por ejemplo los abrazos que no a todos los perros les gustan ya que lo ven como una amenaza, una manera de invasión a su espacio personal o de restarles dominancia .

Si eres de los que cuando se trata de demostrar amor también piensas en tu perro te compartimos algunas ideas para expresarle todo tu afecto:

  • Dale un masaje: A todos los perros les gusta ser acariciados, la claves está en qué parte masajeas. Identifica e investiga qué partes de su cuerpo lo ayudan a relajarse o le brindan una mayor sensación de seguridad o bienestar, conoce los diferentes tipos de masaje y cuál es el ideal para cada ocasión. Si lo consideras necesario pide asesoría a un fisioterapeuta profesional.
  • Dedícale tiempo: el trabajo, escuela y demás ocupaciones siempre absorberán gran parte de nuestro tiempo. Sin embargo olvidar a tu perro nunca debe ser una opción, atenderlo debe ser también tu prioridad, recuerda que él depende de ti y estará siempre esperándote fielmente para compartir contigo. Hazte una rutina para estar con él y ¡Respétala! Puedes organizar tu día para darle uno o dos paseos cortos y complementar con algunos minutos de juego con pelota, nudo o fresbee y alternar durante la semana con ejercicios cognitivos para desarrollar su inteligencia e instintos naturales.
  • Procura no dejarlo solo: el perro es un animal gregario, por naturaleza busca estar acompañado y formar parte de una manada, así que procura no dejarlo solo. Si no tienes de otra, llévalo a casa de algún amigo o familiar, o mejor todavía, a una guardería para perros donde además de estar acompañado podrá divertirse, vivir nuevas experiencias y aprender de ellas.
  • Dale su espacio: es importante que tu perro tenga un espacio propio en el cual se sienta seguro para descansar, aislarse cuando lo necesite o refugiarse cuando es reprendido y se le ordena ir “a su lugar”. Éste puede ser un tapete, una cama o casita. Nosotros recomendamos una caja transportadora o kennel por ser una herramienta multiusos que puedes usar también con propósitos educativos o para transportar a tu perro cuando viajes tanto en automóvil como en avión.
  • Conoce su lenguaje, edúcate: Aprender más acerca de tu perro, cómo se comunica y concibe el mundo es una clara señal de que lo quieres y te preocupas por tener una buena relación con él. “Hablar” el mismo idioma les ayudará a ser un buen equipo y a ir juntos a todos lados sin que esto represente mayor problema. Te recomendamos buscar programas de educación basados en métodos positivos en lugar de los que enseñan al perro a través de un castigo. Puede que con ambas opciones tu perro se vuelva más obediente, pero ¿Quieres que te obedezca por amor y respeto o por miedo a ser agredido?
  • Mantenlo sano: asegúrate de que lleve una alimentación balanceada, acorde a su raza y nivel de actividad. Tampoco olvides vacunarlo y desparasitarlo periódicamente y no está de más un chequeo general con su veterinario al menos una vez al año. Es más efectivo que prevengas enfermedades a que las ataques una vez que se han presentado, recuerda que algunas de ellas son mortales y a veces lamentablemente ya no hay mucho por hacer.
  • Chíquealo con premios: también puedes consentirlo comprándole algún juguete interactivo o dándole sus premios favoritos. Si además cumples con los puntos anteriores, que son los más importantes para la mente canina, definitivamente el tuyo será un perro amado y feliz.

A manera de conclusión queremos decirte que ames a tu perro como a cualquier otro integrante de tu familia pero siempre respetando su lugar en la manada y la jerarquía en la que tu debes ser su amoroso líder y guía. Si quieres conocer más acerca de cómo demostrar amor a tu perro respetando su naturaleza canina, ponte en contacto con nosotros y solicita tu cita gratuita con couch.

Compartir: