Compartir:

La visita al dentista es una de esas cosas que un gran porcentaje de los humanos titubeamos para hacer y que otro gran porcentaje, por absurdo que parezca, tiende a evitar a toda costa y reservar para cuando sentimos que tenemos un problema real, pero por repetitivo que parezca, más vale prevenir que lamentar, por eso hoy hablaremos del dentista canino.

Para un humano promedio lo anterior no está tan mal, porque usualmente encontramos una solución a nuestros problemas entre resinas y piezas sintéticas que reemplazan los dientes maltratados, sin embargo, éste no es el caso de los perros, quienes al carecer de manos, tienden a usar su dentadura como parte crucial de su vida para realizar las actividades más cotidianas como comer, rascarse y manipular objetos

¿Por qué es importante limpiar los dientes de mi perro?

Por lo anterior, darle el cuidado necesario a los dientes perrunos es vital no sólo para evitar problemas, sino para prolongar su vida significativamente. La acumulación de bacterias, sarro y placa en la dentadura canina puede ocasionar daños mayores a los huesos y ligamentos de la boca, además de presentar un potencial riesgo de infección, pues al ser absorbidas o ingeridas esas bacterias y viajar por el torrente sanguíneo del cánido, pueden ocasionar problemas en órganos vitales del perro que podrían poner en riesgo su salud.

¿Qué tan frecuentemente debo cepillar los dientes de mi perro?

De acuerdo al Colegio Dental Veterinario Americano, la falta de cepillado puede ocasionar la llamada “Enfermedad Periodontal”, que es un padecimiento muy común causado por la acumulación de bacterias y residuos en la dentadura canina y que puede derivar en la pérdida prematura de dientes que son vitales para las actividades del perro. La mejor forma de prevenir éste y otros problemas graves es mediante el cepillado y la limpieza profesional, éste primero se recomienda de manera diaria, mientras que la limpieza profesional se sugiere al menos una vez cada 8 meses con tu veterinario de confianza.

¿Cómo debo cepillar los dientes de mi perro?

La recomendación es adquirir un cepillo especial para la dentadura de tu mejor amigo peludo, así como una pasta especial diseñada con ingredientes no tóxicos para tu can y un sabor para gustarle a tu perro. Es importante que evites a toda costa el uso de pastas dentales humanas, pues por lo regular contienen ingredientes que pueden ser irritantes para las encías de tu can o endulzantes tóxicos para el cánido o dañar su estómago.

Para obtener mejores resultados, procura hacer una rutina para tu can, en donde éste sepa que vas a cepillarlo. Empieza por darle a probar la pasta para familiarizarse con el producto y luego cepilla suavemente abarcando también las encías.

Seguro que si todavía no conocías la importancia del cepillado canino y acabas de leer esto ya estarás pensando ¡¿cepillado diario?!, pero no te preocupes; siendo realistas, en un mundo en el que la mayoría tiene un trabajo, pasatiempos y otras actividades, es posible que no puedas cepillar los dientes de tu can todos los días, sin embargo, intentar hacerlo la mayor cantidad de veces a la semana es una buena forma de empezar, motivándote por la idea de que esta simple acción puede prolongar la vida de tu can por mucho y evitarle dolorosos problemas prematuros como la incapacidad para comer.

Otra recomendación para mantener los dientes de tu perro siempre limpios, es evitar ofrecerle sobras de comida o alimentarlo con cosas que no sean parte de una dieta adecuada. Además, puedes ofrecerle productos para morder especialmente diseñados para la limpieza dental. Puedes encontrar éste y otros productos de higiene dental en la boutique de Dog Dog, con la ventaja de que te explicamos cómo utilizarlos para su mejor aprovechamiento.

Si te quedaste con dudas sobre el dentista canino, te invitamos a consultar a nuestros expertos o preguntar sobre nuestras asociaciones con veterinarios de confianza que podrán ofrecerte el mejor servicio para que tu can goce siempre de una excelente salud dental.

Compartir: