Compartir:

Cuando empecé a trabajar con perros aprendí que había que leerlos más a ellos, antes que un sinnúmero de libros, artículos o manuales para entenderlos. Te encuentras tips y teorías por doquier, pero nada de esto es tan asertivo como aprender de nuestro propio perro.

Recuerdo a mis 8 años, la primera vez que tuve un perro, y que de hecho me ha pasado algo similar con las otras especies animales con las que he vivido, uno de nuestros momentos más íntimos era cuando yo me sentaba en el piso y me pasaba horas acariciándolos. Ponía mi oreja contra su pecho, escuchaba su corazón, sentía su respiración, y lograba un momento de calma mágico. Acariciarlos se convirtió en nuestro momento.

masaje-canino-02

Tenía apenas 8 años y sentía que ya lograba comunicarme con mis animales. Sin saber tantas cosas sobre ellos, y por supuesto nada de teorías sobre etología, podía entenderlos. Pero ¿Qué era lo que me permitía tener esta relación con ellos? De niña ni siquiera me lo pregunté, fue hasta que me acerqué a las técnicas de diferentes tipos de masaje canino que comprendí que algo tan básico como acariciar a nuestro perro de forma adecuada, podría ayudarnos a forjar una mejor relación, entre otros beneficios.

masaje-canino-03

Con el paso de los años y la práctica de esta técnica de relajación, comprendí que el masaje canino profesional es una excelente herramienta para comunicarnos con los perros, vincularnos, ganarnos su confianza e incluso rehabilitarlos a nivel psicológico y físico.

Algunos beneficios que he visto en los perros que hemos tratado con masaje canino son los siguientes:

  • Ayuda a reducir el estrés.
  • Mejora la interacción con su entorno.
  • Reduce agresividad.
  • Reducción del dolor después de una cirugía y mejora la cicatrización.
  • Refuerza el sistema inmunológico.
  • Aumenta la circulación.
  • Alivia el dolor articular y muscular.
  • Reduce la ansiedad y el estrés.
  • Apoya el entrenamiento de la conducta.
  • Proporciona comodidad durante las estancias en pensiones u hoteles caninos.
  • Mejora el drenaje linfático.
  • Aumenta el vínculo entre el perro y sus compañeros y/o manejadores o entrenadores.

Si deseas recibir más información sobre el masaje canino y quieres probar esta técnica de rehabilitación, ponte en contacto con nosotros.

Compartir: