Compartir:

Es imposible controlar el ambiente y los factores externos que pueden provocar enfermedades a nuestros perros, sin embargo una de las cosas que sí podemos hacer para proteger su salud es vacunarlos y desparasitarlos periódicamente de acuerdo a las indicaciones del veterinario.

Algunos de los virus que atacan a los perros se encuentran en el medio ambiente, mientras que otros pueden transmitirse si tu mascota convive con otros perros portadores de alguna enfermedad. En cualquier caso la manera más eficaz de mantener a salvo a tu perro es vacunarlo anualmente y desparasitándolo máximo cada seis meses.

El Moquillo, distemper, adenovirus, parvovirus, hepatitis canina, leptospirosis, coronavirus, traqueobronquitis y rabia son las enfermedades caninas más comunes. Aunque el nombre de algunas vacunas puede variar de acuerdo a la marca o fórmula de cada laboratorio, para contrarrestar las enfermedades anteriores generalmente debes aplicar la vacuna Múltiple, Bordetella y Rabia (aún cuando desde hace varios años no se han detectado brotes considerables de rabia en México, es un requisito sanitario para tu perro, ya que por ejemplo si llega a morder ya sea a un perro o persona, deberás acreditar que él está libre de esta enfermedad). Además deberás suministrar desparasitantes internos a tu perro para mantenerlo a salvo de parásitos intestinales, normalmente estos son tabletas que puedes darle tu mismo junto con sus alimentos o directamente en su hocico.

La periodicidad con que deberás aplicar las vacunas dependerá de la edad de tu perro:

Si es cachorro es recomendable comenzar con su cuadro de vacunación en la octava semana de vida, cuando los anticuerpos que le transmitió su madre a través de la leche comienzan a disminuir. Existe la opción de vacunarlo antes las ocho semanas en caso de que haya sido destetado a muy temprana edad, sólo hay que someterlo a consideración del veterinario.

Así pues, la primer vacuna que deberás aplicar a tu cachorro es  la múltiple y dos refuerzos más, deberás dejar pasar cuatro semanas entre estas dos últimas inyecciones.

Por otra parte, si tu perro ya es adulto, es más sencillo, deberás aplicarle cada año tres vacunas: la múltiple, contra la rabia y la bordetella. En este caso ya no es necesario dejar pasar algunos días entre cada vacuna, puedes ponerle las tres en una misma ocasión.

En algunos perros las vacunas pueden generar efectos secundarios menores como decaimiento, falta de apetito, o dolor e inflamación muscular en la zona en que se aplicó la inyección, generalmente estos desaparecen  después de  48 horas, de no ser así, te recomendamos que acudas con tu veterinario de confianza.

Dejemos de lado mitos y pretextos, ¡Hagámoslo por la salud de nuestros perros! Al protegerlos a ellos también estamos cuidando nuestra salud ya que algunas enfermedades caninas son transmitibles al ser humano.

En Dog Dog nos preocupamos por la salud de tu mascota es por eso que lanzamos la campaña ¡Por la salud de nuestros perros! con la que buscamos crear conciencia acerca de la importancia de la vacunación y desparasitación canina. Si te interesa saber más al respecto ponte en contacto con nosotros, te ayudaremos a resolver todas tus dudas.

Compartir: