Compartir:

Hace algunas semanas comenzamos a presentarte las historias de éxito de algunos de los alumnos más destacados de la guardería Dog Dog, la primera con bases etológicas. Esta semana te presentamos a Inna: ella tiene 4 años y llegó hace casi 2 a Dog Dog, junto con sus hermanos Silas y Nicolás, porque su madre estaba buscando ayuda para tener un paseo más tranquilo con ellos ya que los tres son talla grande y tienen una gran fuerza, para esto, tomó algunas asesorías personalizadas de educación. Sin embargo también quería que su manada tuviera mayor actividad física ya que un paseo no les era para nada suficiente, para satisfacer estas necesidades se convirtieron en alumnos frecuentes de la guardería educativa.

Aunque en su diagnóstico Inna dio unas breves señales de ser un perro equilibrado, mostró una perronalidad en la que predominaba su temperamento inestable. Y así fue en sus primeros días de guardería ya que era un tanto la chica mala del kinder y se ponía a la defensiva con las personas desconocidas y con algunos perros, sin embargo gracias a la actividad física, socialización y al trabajo de sus cuidadores en cada visita a la guardería educativa, Inna aprendió que ni los perros, ni las personas desconocidas son malas y van a hacerle daño. Actualmente es una alumna tranquila en general, que aunque le gusta hablar con sus cuidadores y pedirles las cosas a ladridos, se lleva muy bien con personas y otros perros. Inna además de ser la chiqueada de la casa es la líder de su manada, a pesar de estar conformada por los machos Nicolás, un criollo café y Silas un pitbull bastante fuerte. ¡Ella es la que manda!

Además de sus avances en socialización y perronalidad, Inna ha mejorado en el paseo, ahora va mucho más tranquila. También superó su miedo a la alberca, ahora puede meterse sin problemas, sobre todo si la acompaña su hermano Nicolás.

A Inna le encantan las pelotas y lo mejor es que la devuelve a quien se la lanzó, puede pasar horas jugando así. Aunque es un poco distraída y los premios no llaman tanto su atención, es inteligente y aprende cosas nuevas con facilidad, es importante que las practique todos los días, si no las olvidará rápidamente.

Su momento favorito del día en Dog Dog es cuando logra que algún cuidador le baje un higo del árbol del jardín y juega con él. Tiene una verdadera obsesión con los higos de ese árbol, son los juguetes perfectos para ella, solamente que no le duran mucho porque los muerde.

Ver video de Inna

Si quieres formar parte de las historias de éxito ponte en contacto con nosotros.

Compartir: