Compartir:

En Dog Dog, sabemos lo importante que es para ti tu amigo cuadrúpedo y que, al igual que nosotros, estás interesado en su educación. Por eso queremos invitarte a conocer otra de nuestras historias de éxito en la guardería educativa, que es la primera en contar con bases etológicas. Se trata de Mack, un macho boxer de aproximadamente dos años, grande, fuerte, juguetón e imponente; Mack llegó a nuestra guardería hace aproximadamente 10 meses en busca de una mayor actividad física y una socialización integral, pues en su casa nunca lograba agotar sus energías.

Sus humanos nos buscaron porque querían que, mientras ellos trabajaban, Mack tuviera amigos, paseos, diversión garantizada y ¡más actividad física! pues para éste amigo lleno de energía, las caminatas y el entrenamiento de running con su humana líder no eran suficientes. Para satisfacer estas y otras necesidades, Mack se convertirá en un alumno  de la guardería educativa, huésped del hotel canino y proximamente en alumno de nuestros talleres educativos “Haz equipo con tu perro”.

En sus inicios, Mack era sólo un cachorrito muy enérgico que quería jugar todo el día con otros perros y, aunque era un poco invasivo, nunca buscaba problemas y tampoco los encontraba. Como cachorro, tomaba precauciones y sabía distinguir bien con cuáles perros jugar y con cuáles no. Sin embargo, al pasar de los meses y madurar un poco más, sus instintos empezaron a florecer y con ello vino una necesidad de ser líder, con la cual comenzó a buscar la manera de darle ese mensaje a otros perros.

Como es natural, mostrar este interés de marcar su postura de líder con otros perros, lo hizo meterse en algunos problemas, especialmente con machos que él consideraba fuertes y a su nivel. Algunos de estos signos se manifiestan en Mack a la hora del juego, cuando éste se torna en algo más intenso, causando la molestia de otros perros y dando pie a que empiecen los problemas.

Afortunadamente para Mack, en la guardería educativa lo conocemos desde pequeño, y por tanto hemos sabido impedir que éstos avisos de pleito se conviertan en una verdadera pelea con consecuencias.

Al igual que los humanos, los perros cambian a medida que maduran y van pasando por las distintas etapas de su vida y algunas veces ésta evolución en su comportamiento puede concluir en aspectos no tan positivos. Cuando el perro crece, es común que éste busque que sus intereses e inquietudes se satisfagan y muchas veces dentro del proceso, los humanos no se dan cuenta de que se está generando un refuerzo positivo en conductas negativas, desencadenando problemas de comportamiento, entre otros.

Por lo anterior hemos creado el taller “Haz equipo con tu perro”, en donde los humanos de Mack lograrán aprender a encaminar el carácter de su mascota y a enseñarle a su amigo cómo seguir socializando sin desatar un pleito, principalmente, no jactándose de sus humanos para hacer lo que le plazca.

En guardería educativa hemos tenido excelentes resultados como el de Mack, al ser supervisado puede nuevamente convivir con machos grandes y fuertes como él. Sin embargo, es importante que esto se trabaje de manera constante para que en casa él también comprenda que así como hay cariño y satisfacciones, hay reglas y responsabilidades como lo es en todas las manadas.

De entre sus momentos favoritos están el de entrar a la alberca, le encanta chapotear y después correr por todos lados para que los demás perros lo persigan, también la hora del paseo le encanta, mostrando emoción al ver la correa y saber que irá a contemplar los alrededores de su guardería.

Así como Mack, otros perros y humanos disfrutan de los beneficios de Dog Dog, Encaminando a tu perro. Conoce más sobre estos y otros servicios que tenemos disponibles para ti y sé testigo de los maravillosos resultados. Pide tu cita para que un asesor te ayude a elegir la frecuencia y el programa de educación que más se adapte a tus necesidades y las de tu perro.

 

Compartir: