Compartir:

Para todos los que compartimos nuestras vidas con un can, pasar tiempo a su lado es siempre una de las mejores experiencias y esto incluye celebrar juntos aquellas fechas que nos gustan. Aunque muchos amamos la tradición del día de muertos, hay quienes también disfrutan de disfrazarse en toda ocasión y Halloween es una buena oportunidad para hacerlo.

Por lo anterior y porque sabemos que no hay nada más divertido que disfrazarte con tu mejor amigo peludo, te damos algunos tips de seguridad, para asegurar que la experiencia sea realmente agradable para todos los involucrados y no termine siendo algo peligroso y verdaderamente aterrador.

  • La seguridad es primero

Para elegir el disfraz perfecto para tu perro, deberás considerar no sólo la estética del traje, sino asegurarte de que éste sea seguro para tu can. Para asegurarte de que así es, fíjate en los accesorios, determina si las piezas que incluye están bien fijas y no se encuentren al alcance de tu perro para ser mordidas, pues cosas como belcros, botones y piezas de decoración pueden ser fatales para tu cánido si éste las muerte o ingiere. Además, revisa las costuras y de que no haya demasiadas cosas colgando del disfraz, pues si tu pero es muy activo pueden representar un riesgo de que se atore en alguna cosa, se lastime o estrangule con collares o cinturones.

Una vez que te hayas decidido por un disfraz para tu perro que sea seguro, pon atención a las reacciones del perro cuando lo está usando, hay telas que pueden causar alergias en algunos canes, si tu can se rasca con mucha frecuencia al usarlo, tose o estornuda, mejor quítale el traje y busca en su piel síntomas de sarpullido o irritación.

2. Talla

Esto parece implícito cuando uno elige un traje para tu mejor amigo peludo, pero es super importante que el disfraz para perro elegido sea de la talla correcta, que no apriete a tu can y que no esté demasiado suelto para no correr riesgos de atorarse en algún objeto.

3. ¡Hora de ponerle el disfraz!

Éste puede ser un momento clave porque hay variedad de Perronalidades y no a todos los canes les gusta disfrazarse. Si notas que tu perro está muy inquieto o renuente a usar el disfraz, puedes darle un premio canino para disfrutar en lo que terminas de vestirlo. En Dog Dog también te podemos asesorar para enseñarle comandos a tu perro como “sentado” o “quieto”.  Ojo, una vez puesto es recomendable supervisar a tu perro durante el tiempo que lo traiga puesto, para asegurarte de que se encuentre cómodo, libre de alergias y que no corra riesgos por las características del traje.

Ahora sí ¿Ya están listos para divertirse con seguridad? Aquí te dejamos algunas de las ideas más creativas para disfrazarse esta temporada.

01

04

03       02

 

Compartir: