Compartir:

Muchos se han preguntado o nos ha pedido asesoría sobre cuál es el perro ideal para adoptar. Otros que ya viven con uno en casa, se preguntan si su perro es el idóneo para ellos o si van a contracorriente, y otros simplemente se imaginan con el perro de sus sueños.

Si alguna vez te lo has preguntado, o quisieras saber si tu can es el perro ideal te invitamos a averiguarlo.

Paso número uno:

Cambia la pregunta. No te estás haciendo la pregunta correcta, entonces lo idóneo sería cuestionarte ¿ soy el humano ideal para este perro?

Paso número dos:

Responde a la pregunta del paso número uno. Para poder incluir un perro a tu vida debes cumplir con el 100% de los siguientes aspectos:

  • Tienes tiempo y quieres dárselo el resto de su vida. ¿Qué debe incluir ese tiempo? Alimentación, limpieza, paseo, educación, convivencia.
  • Quieres compartir con él tu espacio. No importa si es una gran casa o un pequeño lugar, a los perros no les importa el tamaño siempre y cuando estén acompañados y tengan actividad.
  • Tienes al menos un presupuesto seguro y básico para poder proporcionarle su alimento, vacunas, medicinas, y eventualidades.
  • Quieres compartir tu vida con él, pese a todos los planes y cambios que puedan surgir. Entiendes que no es algo temporal y que él irá incluido en el resto de tus proyectos.

Paso número tres:

Estás dispuesto a aprender su lenguaje. Un perro no es un robot ni un objeto. Habla su propio idioma y requiere que aprendas sobre él, su mundo y necesidades naturales.

Paso número cuatro:

Estás dispuesto a respetarlo y acompañarlo en las buenas y en las malas.

Paso número cinco:

Si ya forma parte de tu vida, estás consciente de que necesita educación y un propósito o trabajo, y te darás el tiempo para enseñarle. No importa la edad, un perro siempre puede aprender.

Si todavía no forma parte de tu vida, elegirás un perro no por su aspecto si no por su forma de ser. Por ejemplo, podrás estar enamorado de los perros tipo golden retriever pero si no tienes el tiempo, el espacio y sobre todo la intención de jugar pelota, sacarlo a correr, educarlo y darle quehaceres, éste por ejemplo, no puede ser tu perro ideal.

Si cumples con los cinco pasos anteriores, ¡felicidades! eres o serás el “humano ideal” para tu perro. Y así éste será tu “perro ideal”, puesto que juntos harán un gran equipo en las buenas y en las malas, así, compañeros de vida ideales.

Si estás pensando elegir un perro y necesitas asesoría, te invitamos a conocer nuestro servicio de diagnóstico cognitivo-emocional en el cual podemos no sólo acompañarte a elegir un perro a fin a tu personalidad y estilo de vida, si no que además le haremos su test de perronalidad para darte más información sobre él y sus necesidades. ¡Y si ya vives con un perro y quieres tener una mejor relación con él también podemos ayudarte!

Compartir: