Compartir:

Sí, pasear a tu perro puede no ser siempre la mejor experiencia y esto provoca que muchas veces evites este momento, busques otras alternativas como un paseador, o reduzcas sus paseos a un tiempo muy básico. Al no ser tan agradable pasear con tu perro todo lo anterior es la única salida que te queda para cumplir con tu parte.

Sin embargo, pasear a tu perro es una de las actividades que más debes buscar tener con él. Tiene grandes beneficios como mejorar la conexión, aumentar su grado de obediencia y respeto hacia ti, ayuda a que se conozcan ante diferentes eventualidades, mejora su socialización y exposición a novedades, entre otros.

Te compartimos algunos tips para que no desistas y así le eches todos los kilos para ir mejorar el paseo con tu perro poco a poco, hasta que ésta se convierta en su actividad favorita:

Tip 1:

Elige una correa adecuada. Busca una que mida aproximadamente 2 mts de largo cuando mucho. Esto permitirá que tengas un mejor control de él durante su proceso de entrenamiento. Por otro lado te recomendamos correas tipo slinger  o sistemas martin gale y healthy para entrenamiento. Las pecheras no siempre son la mejor herramienta para entrenar pero existen otros sistemas que no son agresivos, evita a toda costa la correa de castigo o un collar de picos que nosotros NO recomendamos porque pueden llegar a ser métodos agresivos e innecesarios.

Tip 2:

Comienza por entrenarlo en casa con el comando “junto”. Utiliza salchichas de pavo, galletitas o croquetas y haz que te siga al lado de tu pierna. Mientras camina a tu lado sin adelantarse velo premiando y repitiendo la orden de “junto”. Poco a poco regula la premiación hasta que ya no tengas que darle premio para seguir la instrucción.

Tip 3:

Cuando tu perro se jale para acercarse o ir hacia algo detente y no sigas caminando. Si lo dejas ir él relacionará que el jaloneo es igual a un paseo ordinario y que así puede llegar a sus objetivos, terminará por acostumbrarse a jalar ya que esto será positivo. Te proponemos que en vez de que lo dejes jalarse te detengas y le pidas que se siente y que luego haga “junto” como se lo enseñaste en casa.

Si deseas mejorar el paseo con tu perro con correa o sin ésta, puedes ponerte en contacto con nosotros y preguntar por los programas de entrenamiento y asesorías de educación integral.

Compartir: