Compartir:

Pasear con tu perro sin correa es una gran responsabilidad. Si decides tomar el riesgo antes debes estar preparado para ello con estas medidas de seguridad.

Si bien nosotros no recomendamos que practiques esta forma de paseo en la ciudad o calles transitadas por autos o peatones ya que esto puede ser incómodo o puede provocar algún accidente. Reserva esta práctica para cuando estés en el campo o algún parque canino.

Un perro por muy entrenado que esté no deja de ser una criatura con emociones e instintos, y es por esto que en cualquier momento podría desobedecer y poner en riesgo su vida o la tuya (sobre todo si eres de los que se aventaria a la calle por salvarlo).

Aquí algunos tips de seguridad para decidir si estás listo para tomar el riesgo de pasear con tu perro sin correa:

  • Aprende a controlar y estabilizar las emociones de tu perro.
  • Entrenalo y aprende a manejarlo bajo cualquier circunstancia.
  • Siempre debe tener puesto su collar y placa de identificación.
  • Practica la ruta diariamente hasta que él la sepa de memoria, si escapa será más sencillo que pueda regresar.
  • Carga contigo siempre una correa para utilizarla cuando entres a una zona de riesgo.
  • Enseñalo a esperar en sentado y alto en las esquinas y al cruzar las calles.
  • Lleva bocadillos para mantener su atención contigo.
  • Mantén tus ojos sobre él y no te distraigas, prevé movimientos en falso y potenciales riesgos, anticípate y protégelo.
  • De la misma forma evita distraerte para vigilar que no se lleve nada a la boca,
  • Igualmente mantente alerta en caso de que defeque, nada debe impedir que recojas sus heces.

Si deseas aprender a pasear con tu perro sin correa a través de nuestro programa de asesorías y entrenamiento avanzado ponte en contacto con nosotros.

Compartir: