Compartir:

Los perros tienen la reputación de masticar cualquier cosa que encuentren en la casa. Principalmente son los cachorros y los perros jóvenes quienes mastican las cosas porque les pican los dientes. Sin embargo, los perros más viejos también lo hacen.

Masticar es algo sumamente importante para los perros por muchas razones. Junto a 2×3 te traemos tres de ellas:

Mantiene saludables sus dientes

Es importante para los perros tener cosas como juguetes o huesos duros para morder porque les ayuda a mantener saludables sus dientes. Cuando ellos mastican algo duro, les ayuda a remover la placa que tienen en los dientes.

Cuando la placa se acumula en los dientes de un perro, puede darles mal aliento y causar serios problemas dentales. En más o menos 24 horas, la placa empieza a endurecerse cuando se combina con la sal de la saliva del perro. Este proceso puede conducir al sarro, que causa una enfermedad periodontal.

Afortunadamente, masticar un hueso largo y duro puede prevenir la aparición de sarro, por lo que tu perro será menos propenso a sufrir una enfermedad dental que pueda destruir sus dientes.

Estimula el crecimiento de los dientes

masticar_perro02

Para los cachorros y perros jóvenes, masticar huesos puede ayudar a estimular el desarrollo de sus dientes. Además de ayudar a que los dientes crezcan, masticar algo duro puede aliviar cualquier malestar que pueda tener cuando los dientes salen de las encías.

Si parece que a tu perro le están molestando los dientes, considera poner un juguete en el congelador para que se enfríe. La temperatura baja ayudará a aliviar el dolor que pueden sentir sus dientes a medida que emergen. Se requieren aproximadamente seis meses para que los cachorros salgan de la fase de dentición.

Alivia el estrés y el aburrimiento

Otra razón por la que los perros empiezan a masticar las cosas es por aburrimiento y estrés. Si tu perro está solo en casa la mayor parte del tiempo, se puede aburrir y va a buscar algo que hacer; incluso podría encontrar tus zapatos nuevos y decidir que huelen rico.

Si un perro tiene estrés, como ansiedad por separación o miedo a algo como los truenos, podría empezar a masticar cosas. Para evitar que tus zapatos, el sofá, o el control remoto del televisor sean destruidos, compra juguetes para que tu perro pueda masticar y mantenerse ocupado.

Deberías también considerar contratar a alguien que lo cuide durante el día y que lo saque a pasear, o quizás llevarlo a una guardería canina; allí no se sentirá tan aburrido ya que podrá jugar con otros perros; Dog Dog Encaminando a Tu Perro, ¡es el lugar ideal y se especializan en cachorros!

Entrénalo para no masticar cualquier cosa

masticar_perro03

Comprar juguetes para masticar, huesos y otras cosas pueden ayudar a que no mastique todo destructivamente. También debes dedicar tiempo a entrenar a tu cachorro de aproximadamente de seis a ocho semanas de edad para que no te mordisquee los dedos o la ropa. Entonces puedes enseñarles lo que pueden masticar.

Masticar es algo instintivo para los perros, por lo que necesitas darle algo que puedan masticar de manera segura en lugar de tus muebles o la ropa. Con atención y entrenamiento, aprenderán lo que está bien para masticar.

Si leíste este artículo demasiado tarde y tu perro ya dio cuentas de las patas de tus muebles y de tus botas favoritas, no dudes en acudir a Dog Dog Encaminando a Tu Perro donde mediante un programa de rehabilitación, puede controlar este problema.

Alejandro Mendoza

Compartir: